“Fluir, aquél preciado estado.”

Compartir Post

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

El otro día jugando al tenis con un amigo experimenté la sensación de que el tiempo se había parado, de que mi mente estaba tranquila y de que mi cuerpo golpearía la pelota de la forma más apropiada según las demandas del juego, todo ello con una sensación de intenso disfrute derivado del hecho de golpear una pelota de la forma que yo quiero.

El tanteo del partido quedaba en segundo plano, ya que en “cuerpo y alma” estaba entregado a la actividad que me ocupaba.

No siempre consigo jugar de esta forma, aunque me encantaría. Elsa Punset, en su libro “Brújula para Navegantes Emocionales”, se refiere a este estado como “flow”(fluir) y lo sitúa en primer lugar dentro de una lista de 11 recomendaciones para fomentar las emociones positivas.

El concepto “flow” fue acuñado por el psicólogo estadounidense Mihaly Csikszentmihalyi y plasmado en su libro “Fluir, una psicología de la felicidad”. Este autor describe de forma detallada lo que ocurre cuando tenemos una experiencia de “flow”. 

Resumo a continuación las características de este estado ilustrándolo con mi propia experiencia jugando al tenis: 

1. “Tener muy claro el objetivo.”

Mi objetivo durante el partido era desplegar mi mejor tenis y utilizar una determinada estrategia de juego (conocía bien a mi oponente). Contaba además con un plan de contingencia por si las cosas no salían como yo había previsto.

2. “Una concentración intensa en un campo de acción limitado.”

Mi atención y energía se concentraron en la pista de tenis y en mi juego, no había otros pensamientos que me “sacaran de la pista de tenis”.

3. “Pérdida de la autoconsciencia, fusión de acción y consciencia.

Es cierto que durante el “flow” no estaba pensando en nada concreto ni analizando la situación, simplemente estaba actuando y disfrutando. “

4. “Una noción del tiempo distorsionada.”

No estaba pendiente del tiempo ni del marcador, todo esto pasaba a un segundo plano. Tampoco tenía prisa ni sentía ansiedad por ganar el partido o acabarlo.

5. “Una retroalimentación directa e inmediata. Captamos éxitos y fracasos durante el curso de la actividad y nuestro comportamiento se ajusta a medida que se producen.”

Durante el partido, un golpe bien dado me proporcionaba seguridad y la posibilidad de repetirlo o mejorarlo, y un golpe mal dado me animaba a superarlo en el siguiente. Todo lo hacía de forma espontánea, sin juicios, en un estado emocional equilibrado.

6. “Mantener el equilibrio entre la habilidad y el reto.”

Mi oponente tenía un nivel de juego parecido al mío, sentía que mi habilidad jugando al tenis era suficiente para hacerle frente”.

7. “Sentir que se controla la situación o actividad.”

Jugaba con plena confianza, sentía que respondería de forma efectiva a su saque o a cualquier golpe. Si fallaba no me afectaba, aprendía de cara al siguiente golpe.

8. “La actividad es intrínsecamente gratificante, por lo que la acción para realizarla es fluida.”

Por mi cabeza pasaban pensamientos como “me divierte el partido”, “disfruto golpeando la pelota y retando al contrario en cada punto”.

9. “En estado de “flow”, la acción se lleva a cabo sin esfuerzo y nuestro foco de consciencia se reduce únicamente a la actividad.”

Ciertamente, jugando en estado de “flow” , no consideraba que estuviera haciendo un esfuerzo, aunque la actividad física estuviese presente. Disfrutando y con plena consciencia en el juego, no sentía el cansancio (lo noté al acabar el partido).

Timothy Gallwey, en su libro “El Juego Interior del Tenis” se refiere a este mismo fenómeno como “estar en la zona” y dice que no se puede buscar, que llega de forma espontánea. 

Lo único que puedes hacer es “poner foco” y dejarte llevar dejando a un lado aquellos pensamientos que quieren “controlar” la situación y por tanto no te permiten fluir (el llama “YO1” a estos pensamientos).

Creo que cada uno puede encontrar su propia receta para llegar a este estado de “fluir”. Te animo a que lo investigues, si no lo has hecho ya , para encontrar la forma de llegar a este preciado estado en una reunión con tu equipo, haciendo una presentación en tu empresa o practicando algún deporte.

¿En qué ocasiones fluyes? ¿Qué te lo impide? ¿Qué beneficios tiene para ti y los demás?

Compartir Post

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

¿Te gustaría aprender a liderar con éxito?

DESCARGA GRATIS LAS 4 CLAVES PARA PASAR DE JEFE A LÍDER

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Responsable: Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Jaime Olalquiaga.

Finalidad: Gestionar los comentarios de este artículo de mi blog.

Legitimación: Tu consentimiento.

Destinatarios: Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Arsys (proveedor de hosting de Active Coaching) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Arsys.

Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en jaime (arroba) activecoaching.es, así como presentar una reclamación ante una autoridad de control.

El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud.

Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: https://www.activecoaching.es, así como consultar mi política de privacidad.

“Las 4 claves para pasar de jefe a Líder"

DESCARGA AHORA MISMO TU GUÍA DE REGALO

    Responsable: Jaime Olalquiaga, siendo la Finalidad; envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en los servidores de mi plataforma de email marketing ConvertKit, ubicados en EEUU y acogidos al EU-US Privacy Shield. Ver política de privacidad de Convertkit. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en jaime@activecoaching.es. Para más información consulte nuestra Política de Privacidad.